Apollo 13
La misión real

Experimente la emocionante realidad del Apollo 13
un juego de simulación


Aprender qué puede aportar ITIL®, mientras se juega. Un método pedagógico que ayuda a retener conceptos clave relacionados con la gestión de servicios.


¡Houston, tenemos un problema!

La nave Apollo XIII despegó el sábado 11 de abril de 1970 a las 13:13 hora local (UTC –5). En el trayecto a la Luna y tras 55 horas desde el inicio de la misión, la tripulación participó en un programa de televisión en directo que mostraba la comodidad con la que se podía vivir en el espacio. Nueve minutos después de finalizado el programa, uno de los astronautas fue autorizado a agitar los tanques de oxígeno, entonces el tanque Nº 2 explotó causando que el tanque Nº 1 también fallara.

Las células de combustible que proporcionaban electricidad, agua, oxígeno y luz fallaron, mientras los astronautas se encontraban a 320.000 km de distancia de la Tierra.

Las lecturas de los instrumentos señalaban que un tanque de oxígeno estaba completamente vacío y que el segundo se estaba vaciando. Trece minutos después de la explosión, uno de los astronautas observó a través de la ventana de la escotilla que se estaba escapando gas al exterior de la nave. Desde la Tierra, se indicó a los astronautas que pasaran al módulo lunar.

Los astronautas tuvieron que utilizar el módulo lunar como bote salvavidas. El director de la misión decidió abortar la misión en su objetivo y traer de vuelta a los tripulantes.

El módulo lunar estaba diseñado para albergar a dos astronautas durante 45 horas, pero se necesitaba albergar a tres durante 90 horas. La contaminación por CO2 exhalado por los astronautas se convirtió en un grave problema.

¿En qué consiste el juego de simulación?

El líder del juego (el formador) actuará como la tripulación de la nave. Los asistentes al juego, trabajarán en grupo como Centro de Control de la Misión (Houston). La clave del éxito depende en buena medida del grado de organización del Centro para conseguir que la tripulación regrese a la Tierra con vida. El juego está dividido en cuatro fases. Cada una de ellas consta de cuatro pasos: diseño, organización, reflexión e informe. El conjunto de recomendaciones propuesto por ITIL®, organizándose en base a procesos, puede contribuir de manera clara a resolver las incidencias, realizar los cambios y asegurar que los objetivos de la misión se puedan cumplir .


¿Qué puede aportar el juego?

El juego permite encontrar un paralelismo de manera rápida e intuitiva con los procesos de gestión más habituales dentro de los departamentos de Sistemas de Información. De este modo, se ponen de relieve algunos de los errores o malas prácticas más habituales, y se propone cómo evitarlas o paliarlas mediante la introducción de las recomendaciones recogidas por ITIL®.